UN NEGOCIO DE US $ 80 MIL MILLONES EL NETWORK MARKETING


 En años anteriores, el network marketing era rechazado por muchos líderes de negocios como un esquema para hacerse rico rápidamente análogo a
las cartas en cadena u otros fraudes piramidales. Pero esos días terminaron.

Actualmente, las empresas que conforman el índice Fortune 500, se congregan para hacer negocios a través de las redes del MLM, y los analistas de Wall
Street, cantan alabanzas a los métodos de distribución multinivel.


De hecho, el network marketing ha crecido hasta convertirse en una de las fuerzas impulsoras de la economía del siglo veintiuno. Es difícil asegurar
estadísticas confiables sobre el crecimiento global del MLM, ya que muchas empresas no informan las cifras de su facturación, o su número de miembros a
ninguna organización de comercio. Sin embargo, basado en datos disponibles de la Asociación de Venta Directa (DSA), en Washington D.C., así como de otras fuentes de la industria, Duncan Maxwell Anderson, director editorial de la revista Network Marketing Lifestyles, estima que las ventas anuales realizadas a través de las organizaciones de MLM, han alcanzado cerca de los u$s 20 mil millones en los Estados Unidos, y u$s 80 mil millones en todo el mundo. La DSA estima conservadoramente, que 8 millones de personas están involucrados en
el network marketing, sólo en los Estados Unidos.
¿Por qué lo hacen? Porque el MLM proporciona respuesta a una de las más recurrentes preguntas que enfrentan las personas en la Era de la
Información: ¿Cómo hace uno para ganarse la vida en un mundo en el que no hay más trabajos?

HÁGALO USTED MISMO

 En cada era, las fronteras ofrecen una oportunidad ilimitada. Pero si hay algo que no ofrecen, es trabajo. Los primeros colonos que llegaron a la zona de
las praderas estaban totalmente solos. Tuvieron que construir sus propias casas, cavar sus propios pozos de agua, labrar sus propios campos y criar su
propio ganado. De otra manera, se hubieran muerto de hambre.

La vida en la ciberfrontera funcionará casi de la misma manera. A medida que la Era de la información se asoma, queda claro que los empleos, tal como los conocemos, se están convirtiendo en algo obsoleto. En los últimos veinte años, millones de personas han sido despedidas de sus trabajos en
corporaciones. Muchos han buscado en vano otros empleos con sueldo, beneficios, o seguridad comparables. Anteriormente, los despidos eran vistos como una medida temporaria de reducción de gastos. Las compañías reducían drásticamente sus pagos para sobreponerse a los tiempos difíciles. Pero en cuanto la economía se recuperaba, volvían a contratar a sus trabajadores. Eso ya no sucede.

Actualmente, la reducción (downsizing) ocurre por otra razón. Las compañías despiden empleados porque han mudado sus plantas fuera del país para siempre, o porque la automatización ha hecho innecesario el esfuerzo humano, “La tecnología hace cada vez más eficientes a las empresas con cada vez menos personas,” dice el economista Paul Zane Pilzer, autor de Riqueza Ilimitada, Dinero de Otra Gente, y Dios Quiere Que Usted Sea Rico.

“Las compañías más lucrativas, son las que estan reduciéndose más. Ese proceso continuará acelerándose.”
En la actualidad, el achicamiento continúa por igual tanto en tiempos buenos como malos. La mayoría de los puestos de trabajo suprimidos nunca volverán. Incluso aquellas personas que continúan trabajando, a menudo tienen que transformar su perfil de empleado a contratista independiente. Las
corporaciones prefieren autónomos, de manera de poder limitar las horas de esos trabajadores a lo necesario y evitar el pago de beneficios. Mientras que el personal permanente se reduce, el personal
eventual a aquellas personas que trabajan con contratos, con horarios flexibles o parciales crece a un ritmo incesante. 

LA MUERTE DE LOS TRABAJOS

En El Soberano individual, los pronosticadores en economía James Dale Davidson y Lord William Rees-Mogg, predicen que este siglo veintiuno será testigo
de la muerte de los empleos, tal como los conocemos. Ellos explican que fue tan sólo en años recientes que la palabra “trabajo” ha adquirido el significado de empleo de por vida. Las generaciones anteriores la entendían como referente a una contratación por única vez, para una tarea
determinada. Por ejemplo, un herrero conseguía un trabajo herrando un caballo. Una costurera conseguía un trabajo cosiendo un vestido. Pero ninguno
esperaba que esos trabajos duraran toda la vida. Nadie esperaba beneficios de salud, pensiones o
relojes de oro. Según escriben Davidson y Rees-Mogg, “antes de la Era industrial, el empleo permanente era casi desconocido”.

 Ellos predicen que en la Era de la Información la palabra trabajo volverá a su significado anterior. Se referirá a tareas específicas y temporarias. “Las
grandes corporaciones como AT&T, ya han eliminado todas las categorías de empleos permanentes,” observan. “Los puestos en esa gran empresa ahora son eventuales.” Robert Reich, ex Secretario de Trabajo, estima que un 20 por
ciento de la fuerza laboral de los Estados Unidos ya está trabajando por su cuenta. Si Rees-Mogg y Davidson están en lo cierto, esa cifra puede acercarse al 100 por ciento en los próximos años.

EL FIN DE LA JUBILACIÓN

 En la vieja frontera, existía una única manera de asegurarse una jubilación cómoda y segura: usted tenía que construir un negocio, generalmente una granja que siguiera generando ingresos hasta su
fallecimiento.Los pioneros de la Era de laInformación se enfrentarán a un desafío similar. Al no poder apoyarse en pensiones gubernamentales o
corporativas, necesitarán proveer el sustento a su propio nido con la construcción de negocios fuertes y autosostenidos.

Los contratistas independientes no tienen derecho a recibir pensiones corporativas. En el siglo veintiuno, tampoco recibirán dinero del gobierno. Los
sistemas jubilatorios que recaudan y gastan, como la Seguridad Social, ya no tienen más fondos. Nadie puede pagar más impuestos para mantenerlos
funcionando, Algunos tienen sus esperanzas puestas en un nuevo plan para desviar el dinero de los aportes destinados a Seguridad Social a fondos
personales de retiro, invertidos en bonos y en el mercado de valores, Pero los mercados están sujetos a alzas y bajas. Una fuerte baja y despídase de su
jubilación.
Incluso en el alegre caso de que el gobierno finalmente se rindiera, permitiendo que la gente guarde por su cuenta sus ahorros en un banco,
muchos no lograrían alcanzar una jubilación cómoda. Con las actuales tasas de interés e inflación, una persona que tuviera 40 años en el año 2000,necesitaría ahorrar al menos u$s 3 millones de dólares para disfrutar ci cómodo estilo de vida de clase media de sus años dorados. Pero ¿cuántas familias conoce usted que pueden afrontar el ahorro de u$s 3 millones?
Mientras que el personal permanente se reduce, el personal eventual aquellas personas que trabajan con contratos, con horarios flexibles o parciales crece a un ritmo incesante.

LA CIBERFRONTERA

En el siglo diecinueve, millones de personas se movilizaban hacia las fronteras en carretas Conestoga. Hoy, es la frontera la que viene a nosotros. Toda persona viva actualmente debe enfrentar a la cibereconomía, nos guste o no. Cómo nos irá en los años venideros dependerá enteramente de cuán pronto aceptemos lo inevitable, y con cuánta energía nos preparemos para la autosuficiencia. La vida es dura en la ciberfrontera; vida de trabajar hasta romperse los huesos. Una vida de fuerte competencia; de riesgo, miedo e incertidumbre. Pero al igual que los antiguos pioneros hicieron fortunas en el Oeste, así nosotros tenemos delante
oportunidades para triunfar y prosperar como nunca antes, en formas que jamás hubiéramos imaginado en otra época, en el viejo mundo corporativo.

Hace tiempo los expertos han predicho que el siglo veintiuno es una era de lujo, e Internet, un “cuerno de la abundancia” diseñado específicamente para complacer todos los antojos de los consumidores. Y así será. Pero debemos ganar esos lujos con el sudor de nuestra frente. Debemos ganarlos tomando decisiones inteligentes. En los años venideros, nuestra subsistencia estará determinada
principalmente por las decisiones que tomemos hoy, por las estrategias que elijamos para construir nuestros negocios en la Era de la Información. Quienes elijan el network marketing( MULTINIVEL) estarán dando un paso gigante en la dirección
correcta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.