Las Comisiones En El Multinivel

La mayoría de los expertos concuerdan en que Carl Rehnborg fue el primer empresario que utilizó con éxito un programa de network marketing. Otras compañías sólo habían coqueteado con esos métodos previamente. Remontándonos a la década de 1920, algunas firmas de venta directa habían
pagado a sus representantes un honorario por única vez, por cada vendedor que auspiciaban. Otras firmas incluso permitían a sus vendedores obtener un porcentaje sobre las ventas netas de sus auspiciados durante un período limitado de tiempo, digamos, durante los primeros sesenta días luego de que el auspiciado firmaba. Pero Rehnborg parece haber sido el primero en permitir a los vendedores obtener comisiones permanentes por sus auspiciados; una corriente de ingreso continuo que se mantendría durante toda la existencia del negocio.

Todo comenzó en la década de 1920, cuando Rehnborg era representante de un fabricante en China. Al estallar la guerra civil, Rehnborg quedó prisionero en el asentamiento extranjero de Shanghai, durante un año. Al verse obligado a pasar hambre en base a una dieta de arroz y agua, él suplía
sus raciones haciendo sopa de plantas, pasto, e incluso clavos oxidados (por su contenido en hierro). La experiencia de Rehnborg le enseñó profundas lecciones acerca del valor de la nutrición. De regreso a los Estados Unidos, usó su entrenamiento como químico para desarrollar suplementos alimentarios hechos a base de alfalfa, perejil, espinaca, berro, zanahorias, y varios minerales y vitaminas. En 1934 fundó una empresa para vender estos productos. Originalmente llamada California Vitamin Company, más tarde fue rebautizada como Nutrilite Products Inc. un nombre destinado a resonar en los anales del empresariado.

LAS COMISIONES EN EL MULTINIVEL


Operando como una firma de venta directa convencional, Nutrilite prosperó durante muchos años. Pero en 1945, Rehnborg intentó algo distinto. Introdujo un nuevo plan para recompensar a los vendedores de Nutrilite. Algunas personas afirman que el plan fue creado por el mismo Rehnborg. Otros sostienen que fue el producto de la inventiva de dos distribuidores de Nutrilite,
Lee Mytinger y William Casselberry. Sea quien sea el que lo haya inventado, el plan exhibía la mayor parte de las características que comúnmente asociamos en la actualidad con el network marketing. Le permitía a cualquier distribuidor de Nutrilite con veinticinco clientes minoristas regulares, asociar nuevos vendedores y obtener una comisión del 3 por ciento por sus ventas. Este no era un honorario por única vez o una recompensa temporal sino un acuerdo comercial permanente que duraría mientras el asociado permaneciera en Nutrilite. Por primera vez, los vendedores
directos comunes tenían la capacidad de desarrollar una organización de ventas que generara ingresos residuales. Al igual que los autores de best sellers, los magnates petroleros, o los inversionistas de Wall Street, los distribuidores de Nutrilite ahora podían lograr potenciación en base a los esfuerzos de otras personas. Muchos lograron un éxito sorprendente bajo el nuevo sistema.


MULTIPLICANDO  LOS ESFUERZOS


 El avance clave de Rehnborg fue permitir a los representantes de Nutrilite obtener compensación no sólo por las ventas de sus asociados, sino también por los asociados de sus asociados y demás. Este acuerdo multinivel ofrecía un asombroso potencial de crecimiento. A partir de ese momento era
posible asociar a otros para que asociaran por usted, no sólo para que vendieran por usted. Cada nuevo vendedor (o “distribuidor”) que era incorporado duplicaba su capacidad de asociar a otros. La aritmética simple demuestra cómo este poder de duplicación funciona, para beneficio del network
marketing. Cada vez que se multiplica un número por la misma cantidad una y otra vez  ya sea que se duplique, triplique, cuadruplique o lo que fuere se dice que ese número está creciendo en una progresión geométrica. La magia de la progresión geométrica le ofrece a los líderes de la distribución multinivel la posibilidad de incrementar su negocio a una velocidad increíble.

Piense cómo reaccionaría si alguien le ofreciera elegir entre 100.000 dólares en efectivo o un centavo garantizado a duplicarse cada día durante un mes. Quienes entiendan de aritmética no tendrían dificultad en decidir. Pedirían el centavo, porque comprenderían que, después de treinta y un días de
duplicarse (suponiendo que la primera duplicación se hizo el día uno), el centavo se habría convertido en más de 21 millones de dólares. Eso es progresión geométrica. El marketing multinivel pone a trabajar la misma fuerza matemática para construir su negocio.

Tomemos un caso hipotético. Suponga que usted asocié a cinco personas en su primer mes, Luego, en su segundo mes, cada uno de sus asociados trajo a cinco personas más. Si el proceso continuara sin
interrupciones durante seis meses, usted tendría 19.530 distribuidores conformando su downline (el término empleado en MLM para designar al número total de personas generado por sus esfuerzos de contacto). Ahora, suponga que cada asociado compra 100 dólares en productos cada mes. Si usted obtuviera una comisión del 10 por ciento por cada compra, en seis meses sus comisiones totales serían de 195.300 dólares. Y esas comisiones seguirían creciendo, mes a mes.

Por supuesto, este es un ejemplo altamente idealizado y simplificado. Ningún negocio funciona como un mecanismo de relojería. La tasa de deserción es alta entre los asociados al MLM. La mayoría de las personas deben atravesar muchas pruebas antes de encontrar cinco buenas personas capaces de salir y asociar a cinco más. Por esa razón, la mayoría de los networkers sólo tiene ingresos modestos. Pero, para aquellos pocos seres especiales, con energía, visión y persistencia incansables para superar cada obstáculo, las estructuras de comisiones multinivel ofrecen una oportunidad única de desarrollar una organización de distribución, con posibilidad de crecer en progresión geométrica, año tras año. Muchos triunfan haciendo tan sólo eso.

Hemos recorrido un largo camino desde los días en que los tramperos indios pagaban con una piel de castor por canoa por el privilegio de unirse a un grupo de comercialización. El marketing multinivel ha elevado el Poder de la Palanca a un nivel casi científico. Es común que las compañías que actualmente emplean técnicas de MLM, alcancen tasas de crecimiento desconocidas en negocios
convencionales.

“La mayoría de los editores especializados en negocios se exaltan cuando encuentran una compañía con incrementos del 20 por ciento en ventas o ganancias durante el último año”, escribe Duncan Anderson, director editorial de la revista Network Marketing Lifestyles. Pero en network marketing, no es inusual encontrar tasas de crecimiento del ciento por ciento al año durante la primera etapa, la de expansión de una firma exitosa.”

Pero, para aquellos pocos seres especiales, con energía visión y persistencia incansables para superar cada obstáculo, las estructuras de comisiones multinivel ofrecen una oportunidad única de desarrollar una organización de distribución, con posibilidad de crecer en progresión geométrica, año tras año.

En síntesis, la oportunidad nunca fue más grande. Quienes elijan hoy el network marketing, tienen una ventaja especial. Ingresan a la industria en el preciso momento en el que se está embarcando en una nueva y poderosa fase de evolución.


El network marketing ya no se percibe como un negocio inmaduro, repleto de artistas de la estafa difundiendo esquemas de enriquecimiento rápido. Actualmente, corporaciones de primera línea como Citigroup MCI e IBM , Racvals venden con confianza sus servicios a través de fuerzas de venta multinivel. Esta poderosa estrategia de negocios se ha convertido en la pieza clave de la economía del siglo veintiuno. El network marketing es exactamente lo que necesita nuestra floreciente Sociedad de la Información. Y lo que es más importante descubriremos cómo pueden encajar usted y su familia en la Revolución del Multinivel y cómo este nuevo método radical de negocios podrá proveerle algún día la clave de la libertad financiera; y qué pasos específicos necesitará dar para recorrer el camino del éxito . 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.